Una colección de historias, anécdotas, reflexiones y chorradas varias sin más objetivo que entretener

jueves, 26 de abril de 2012

"Grândola, Vila Morena" y Mourinho



Ayer fue 25 de abril. No se trata de una fecha cualquiera si eres portugués, ya que se conmemora el día de 1974 en el que el pueblo luso, comandado por su propio ejército (sin duda un caso insólito) derrocó de manera no violenta al régimen dictatorial que muchos años atrás habia comenzado con Salazar. La señal que puso en marcha la revolución (llamada Revolución de los claveles) fue la emisión en Rádio Renascença de la canción "Grândola, Vila Morena" que, desde entonces quedó como símbolo no sólo de la revolución sino de la lucha por la libertad. Siempre me ha gustado esa canción, tiene ese "algo" que la hace irrepetible y que me pone los pelos de punta de emoción cuando la escucho.

http://2.bp.blogspot.com/_ay_l2-CEqJY/SfHQoZC1b0I/AAAAAAAAAHA/xCfqtp7YO-A/s400/Dibujo6.JPG

Ayer fue 25 de abril. No se trata de una fecha cualquiera si eres madridista, ya que era el día en el que el equipo se jugaba luchar en la final por la ansiada décima Copa de Europa. El Madrid jugaba en casa, con un público entregado, y a los 15 minutos ganaba dos a cero, lo que les ponía al frente de la eliminatoria tras la derrota por dos a uno en la ida en Münich. En vez de buscar un tercer gol que hubiera definido el pase por completo, el equipo se dejó llevar y unos minutos después recibió un gol de penalti que lo empataba todo. Quedaba mucho tiempo y, en circunstancias normales, un equipo superior como el Madrid, con varios de los mejores jugadores del mundo, debía haber hecho valer dicha superioridad con uno o dos goles más que le habrían llevado a la final. Sin embargo, el portugués (mira qué casualidad) que entrena (es un decir, porque decide casi más que el presidente) al Madrid decidió que había que, una vez mas, había que sestear y esperar a ver qué pasaba. Enfrente, los alemanes del Bayern desde su, a priori, inferioridad decidieron lo mismo, y el encuentro terminó con la lotería de los penaltis que no sonrieron al Madrid.

Tras el partido, lejos de hacer cualquier tipo de autocrítica, de reconocer algún error cometido o algo parecido, el inefable Mourinho se lanzó a monologar sobre los calendarios que le perjudican, el estado físico de sus jugadores y demás excusas baratas y cogidas por los pelos. En vez de reconocer el fracaso que supone caer en tu estadio cuando todo está a tu favor, porque en vez de ir a por el partido has ido contra el sentido común y la Historia del equipo, que te dicen que teniendo esos jugadores lo normal es que yendo a por el rival termines ganando bien, el entrenador luso se vanaglorió, como ya había hecho en la previa al partido, de haber conseguido llevar al Madrid a dos semifinales de Champions seguidas, algo que el siempre ponderado y poco vendido Del Bosque hizo todos los años que estuvo y ganando dos Copas de Europa sin chulería alguna. No contento con eso, más pagado de sí mismo que nunca, se volvió a erigir en portavoz del madridismo (no sé con qué derecho) y señaló como pseudomadridistas a aquellos como yo que estamos disconformes con la manera en la que lleva al equipo.

Aprovechando la fecha y dadas las circunstancias, quizá empiece a ser hora de que el madridismo (al menos el que tiene sentido común) haga como los portugueses en su día y de la mano de sus jugadores (quién sabe, quizá haya más de uno que esté de acuerdo conmigo) se rebelen contra el poder establecido por el dictador Mourinho. Propongo usar como señal "Grândola, Vila Morena". A continuación pongo un par de vídeos y la letra de la canción, en portugués y en castellano.




Grândola, vila morena
Terra da fraternidade
O povo é quem mais ordena
Dentro de ti, ó cidade
Dentro de ti, ó cidade
O povo é quem mais ordena
Terra da fraternidade
Grândola, vila morena
Em cada esquina um amigo
Em cada rosto igualdade
Grândola, vila morena
Terra da fraternidade
Terra da fraternidade
Grândola, vila morena
Em cada rosto igualdade
O povo é quem mais ordena
À sombra duma azinheira
Que já não sabia a idade
Jurei ter por companheira
Grândola a tua vontade
Grândola a tua vontade
Jurei ter por companheira
À sombra duma azinheira
Que já não sabia a idade
Grândola, villa morena
Tierra de fraternidad
El pueblo es quien más ordena
Dentro de ti, oh ciudad
Dentro de ti, oh ciudad
El pueblo es quien más ordena
Tierra de fraternidad
Grândola, villa morena
En cada esquina, un amigo
En cada rostro, igualdad
Grândola, villa morena
Tierra de fraternidad
Tierra de fraternidad
Grândola villa morena
En cada rostro, igualdad
El pueblo es quien más ordena
A la sombra de una encina
De la que ya no sabía su edad
Juré tener por compañera
Grândola, tu voluntad
Grândola, tu voluntad
Juré tener por compañera
A la sombra de una encina
De la que ya no sabía su edad

No hay comentarios:

Publicar un comentario