Una colección de historias, anécdotas, reflexiones y chorradas varias sin más objetivo que entretener

lunes, 23 de octubre de 2017

La mitad de una vida y el cumple de V.

Hoy V. cumple años y, además de la correspondiente felicitación por aquí, quería aprovechar para hacer una reflexión sobre el tiempo desde el que conoces a la gente que te rodea. Obviamente hablo de amigos y conocidos, no de familiares que siempre están ahí. A muchos de mis amigos los conozco desde hace más de 20 años (alguno incluso más de 25) porque son amigos del colegio y, dado que seguimos manteniendo la relación supongo que fuera de mis padres y mi hermana, serán las personas a las que conoceré desde más tiempo toda mi vida. Pero no son los únicos importantes.

Sin contar cuando coincidimos un mes en Irlanda como vecinos puerta con puerta (yo pensaba que era francesa, con lo que no intercambiamos palabra) conozco a V. (y al resto de mis amigos de la facultad) desde hace 18 años, justo la misma cantidad de años que teníamos todos cuando empezamos la tortura de carrera que juntó nuestros caminos. Hoy cuando felicitaban a V., ella nos ha recordado justo eso, y me he quedado pensando...La mitad de nuestras vidas.

¿Se me ha pasado rápido? Sí, sin duda. ¿Se me ha hecho largo? Sí, sin duda (sobre todo cuando había que estudiar). Han pasado bastantes años, pero todavía me parece ayer cuando nos conocimos todos en la B1 formando parte del Grupo 14 y salíamos a hacer botellón a las Salesas. Sin embargo han pasado 18 años y lo mejor que puedo decir es que me siento muy feliz de seguir en contacto con ellos, sobre todo con la homenajeada hoy (por muchas razones que no son que hoy sea su cumple) y con mi bródel compadle E.

Espero, deseo y confío que sean muchos más, tanto los cumpleaños de V. como los años de amistad con la gente de la facultad, y que todos lo veamos.

Querida V....¡¡¡FELICES 36!!!





martes, 17 de octubre de 2017

Libros Leídos Septiembre 2017

Septiembre pasó hace ya muchos días, pero los viajes de trabajo no me han permitido ponerme al día ni en lecturas ni en posts de otro tipo en el blog...Excusas, tristes excusas, peroooo...Bueno, a lo que voy, en el mes pasado completé cinco lecturas (tres en español, una en inglés y otra en italiano), de las cuales tres fueron novelas y dos cómics. Siguiendo con la numeración de libros leídos durante 2017, tenemos:

43. "Black Hammer, Vol. 1: Secret Origins (Black Hammer Vol. 1)" por  Jeff Lemire, Dean Ormston (Artist), Dave Stewart (Colorist). 184 páginas.

Tras una dura lucha con un villano que amenaza a la Tierra, un grupo de superhéroes aparece en una granja de un pueblo del que no puede salir. La historia comienza justo cuando se cumplen 10 años de su confinamiento, y en cada capítulo vemos la historia de cada uno de ellos hasta llegar a donde están. La historia es entretenida e interesante, sobre todo por el enfoque diferente al tema de los superhéroes.


44. "El niño 44" de Tom Rob Smith. 509 páginas (e-book).

Ésta es la primera de las novelas protagonizadas por el agente Leo Demidov, cuyo éxito provocó que fuera adaptada al cine. La trama principal es una historia más o menos típica de asesino en serie al que se persigue, algo bastante convencional en novelas policíacas o de suspense. Lo que no resulta tan convencional es lo que rodea a esa historia. Leo es un agente de seguridad del Estado en la URSS en los últimos días del estalinismo. Y ahí radica lo verdaderamente interesante de la novela, básicamente porque el lector no se encuentra al héroe arquetípico de este tipo de aventuras, sino a un tipo cuya situación cambia radicalmente durante el desarrollo del libro y al que se ve evolucionar. El resultado es una novela entretenida en la trama policial (con alguna cosa mejorable, como suele ser habitual en estas historias) y francamente interesante en todo lo demás, destacando el personaje de la mujer de Leo, que se aleja completamente del tópico de partenaire del héroe.


45. "La giostra dei criceti" de Antonio Manzini. 248 páginas (e-book).

Fuera de la serie de novelas protagonizadas por el policía Rocco Schiavone, el italiano Antonio Manzini demuestra su nivel de gran autor de noir (giallo en italiano) también en obras como ésta. Al más puro estilo de Tarantino, en este libro Manzini entrelaza varias líneas argumentales protagonizadas por distintos personajes y que parten de un robo a un banco inicial. El resultado es una obra entretenida, que se lee muy rápido porque la acción no para y en la que se mezclan la violencia, el humor negro e incluso el amor, siempre con el trasfondo de los barrios bajos de Roma. Recomendable.


46. "American Vampire. Vol.4" de Scott Snyder, Stephen King y Rafael Alburquerque. 208 páginas (tablet).

Nuevas historias dentro de la saga American Vampire, añadiendo nuevos personajes y dejando atrás a otros, además de avanzar en el tiempo. Entretenido, como siempre. 


47. "Ready Player One" de Ernest Cline. 374 páginas (e-book).

Si has nacido en los 70 o en los 80, y ésta última es tu década favorita, sin duda sabrás apreciar esta novela. La historia tiene lugar en un futuro no muy lejano, en el que la gente se conecta a Oasis (una especie de Second Life) montado por un programador de videojuegos introvertido y obsesionado con los 80 (películas, series, cómics, libros, videojuegos, etc.) que, al morir, dejó un "huevo de pascua" en su obra para que el que lo encontrara heredara su imperio. Obviamente todo el mundo está detrás de encontrar las tres llaves que abren las tres puertas para conseguir el premio, entre ellos nuestro protagonista, Wade Watts. El planteamiento en realidad es muy sencillo, porque evoca a las geniales películas de aventuras para todos los públicos de los 80: chicos jóvenes, malos muy malos, peleas, acertijos, trampas...Un montón de cosas que la hacen muy entretenida (los guiños a la cultura pop son geniales), pero también un pelín previsible, para que vamos a engañarnos. Espero que Spielberg no la joda cuando haga la película.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

La culpa de todo la tiene IKEA...Y el no hacer nada de Rajoy

Sí, sí, IKEA. La culpa del "procés" la tiene la empresa sueca. Si no fuera por aquel absurdo anuncio de la "República Independiente de tu casa", ahora mismo no pasaría lo que pasa en Cataluña, los catalanes seguirían igual de felices (o infelices) que el resto de los españoles y Rajoy...Bueno, Rajoy seguiría sin hacer nada, básicamente porque su mantra para todo (política, familia, amistades, etc.) es el siguiente: no hacer nada es el nuevo hacer cosas.

Los españoles, y los catalanes más en concreto, deberían pedirle daños y perjuicios a IKEA por meterles en la cabeza la absurda idea de que si pones un felpudo nuevo en casa de repente eres independiente pero con todas las prebendas que tenías antes. Los responsables de la hoja de ruta secesionista han demostrado ser irresponsables con todo lo que han puesto en marcha, principalmente porque pese a tener una exigua mayoría de escaños en el parlamento catalán, representan a menos de la mitad de los votantes catalanes en las últimas elecciones, lo que supone que una minoría ha tomado una decisión que afecta a todos los catalanes. ¿Alguien se imagina haciendo una derrama en una comunidad de vecinos en la que paguen todos pero lo decidan 4 y 6 estén en contra?

Por otro lado, los responsables del "procés" también han dejado claro que son o tontos o mentirosos, porque decirle a la ciudadanía que van a vivir mejor como nación segregada de España es, al menos a corto y medio plazo, sencillamente imposible. Cataluña saldría de la Unión Europea (con todo el perjuicio no sólo económico que eso conlleva: aranceles, fronteras, cambio de moneda...), tendría una deuda más que considerable con el resto de España, no dispondría de dinero para temas como las pensiones, la educación o la sanidad, las empresas de nivel nacional (y también puede que internacional) en muchos casos cerrarían sus sedes allí y las trasladarían a otro lado, con lo que el paro se dispararía, y estos sólo son algunos ejemplos. Cualquiera que les diga lo contrario simplemente les miente o es tan fanático que no es capaz de ver más allá de su propia nariz, ya que si se escindieran de España sería con todas las consecuencias y éstas serían peores que cualquier cosa positiva que la independencia pudiera tener. Porque además todo esto viene por la huida hacia delante de los corruptos de Convergencia Democrática de Cataluña (Unió, con el siempre ponderado Durán i Lleida, se bajó del carro y terminó por desaparecer) cuando saltó el caso Pujol y el famoso 3%. Esos ladrones son los mismos trileros que ahora quieren hacer a Cataluña independiente.

Respeto al que no se siente español y sólo se siente catalán, no entro a valorar sentimientos porque igual que yo siento una cosa habrá gente que sienta la contraria, pero de veras creo que hay mucha gente que no tiene problemas en ser española pero siente que por ser catalán es tratado peor por el Estado, y esa es la razón por la que quiere la independencia. A esa gente es a la que habría que contarle la verdad. El independentista de corazón, el fanático al que no le importa que sus hijos (y probablemente sus nietos) vivan peor pero en una Cataluña independiente, ese no atiende a razones ni ahora ni nunca, y en muchos casos no está dispuesto ni siquiera a dialogar. Sin embargo el resto sí, y por eso creo que el Estado tendría que montar un proceso de diálogo con todas las partes, en el que se vean todos los puntos de vista y se explique todo como es. Y, si después de ese proceso de diálogo, se decide que haya un referéndum, pues perfecto. Yo soy madrileño y no estaría en contra para nada, principalmente porque sería algo profundamente democrático. Pero una votación como la que Puigdemont y Junqueras están montando para el 1 de octubre...Si eso es democracia, apaga y vámonos.

A veces, pero en pocas ocasiones, no tomar ninguna decisión puede resultar positivo. Sin embargo, que eso salga bien una vez no lo convierte en táctica para todo. Dejando a un lado el tema de la corrupción (que ya es dejar de lado), el gobierno de Mariano Rajoy y el PP en general sólo se movilizan para cosas tan importantes como la vestimenta de los Reyes Magos en la cabalgata, protestar por el cambio de nombre de insignes fascistas en las calles del país o por unos titiriteros con desgraciado sentido del humor. Pero con esto de Cataluña no han hecho nada y han metido la pata hasta el fondo. Bastaba con un gesto de buena voluntad, como sentarse y dialogar (¿no es ese el principio de la política?). Los españoles no catalanes estamos verdaderamente flipando con la situación...¿Cómo es que estos tipos no hacen nada? ¿Cómo puede ser que simplemente dejen a Puigdemont y los suyos correr en esa absurda huida hacia delante? No se trata de que cumplan las reglas, es que para ellos esas reglas ya no valen, y precisamente por eso hay que hacer algo. Y no hablo de sacar a los tanques o mandar al ejército, porque esa absurdez es precisamente lo que quieren los independentistas que ocurra (imagen de Estado opresor, algo completamente falaz). Señor Rajoy, no hacer nada no es el nuevo hacer cosas como pretende, porque en casos como éste sólo traen consecuencias trágicas para todos.