Una colección de historias, anécdotas, reflexiones y chorradas varias sin más objetivo que entretener

martes, 10 de diciembre de 2019

Libros Leídos Noviembre 2019

Noviembre pasó hace tanto, que ya ha pasado hasta el puente de diciembre, así que es hora de hacer reseña de lo leído en el penúltimo mes del año. Ha sido un mes prolífico (se nota cuando no viajo), con un total de 9 libros leídos (7 en español, uno en inglés y otro en italiano), de los cuales, tres fueron novelas, dos cómics, dos libros de relatos, una biografía futbolera y un libro de entrevistas. Siguiendo con la numeración de libros leídos durante el año, tenemos:

65. "Como siempre, lo de siempre" de Lucía Taboada. 96 páginas.

¿Quién puede seguir diciendo que el fútbol es cosa de hombres? Si todavía queda algún ignorante, debería leer este libro de Lucía Taboada. La periodista gallega narra su amor por el Celta de Vigo y cómo ha sido su vida de aficionada celeste, y el lector, como suele pasar con los libros de Hooligans Iluatrados, se siente muy identificado.


66. "La hija de Vercingétorix" de Jean-Yves Ferri y Didier Conrad. 48 páginas.

La última entrega de los irreductibles galos decepciona bastante, y lo hace porque la historia es floja (ya que tiras de un personaje histórico exprímelo mejor que usando un personaje tópico y plano de adolescente) y porque los cómics anteriores de los nuevos autores (Conrad y Ferri) estaban siendo de gran nivel. Éste, sin embargo, recuerda a los más mediocres de la serie de Astérix, aquellos en los que Uderzo hacía dibujos y guión. Prescindible.


67. "Emmaus" de Alessandro Baricco. 139 páginas (e-book).

Cuatro amigos adolescentes, de profunda fe católica, ven su devenir en la vida trastocado por la aparición de Andre, una chica de su entorno que lleva una vida de lo más disoluta. A partir del momento en el que comienza su relación con ella, nada vuelve a ser lo mismo para Luca, Bobby, el Santo y nuestro narrador, con consecuencias fatales para casi todos ellos (algo que se ve venir casi desde el inicio). Baricco juega con los dogmas prohibitivos de la Iglesia católica para exponerle al lector los peligros y la hipocresía de esas estrictas normas, quizá tratando de hacer una reflexión o sencillamente compartiendo las conclusiones a las que ha llegado. La novela está escrita con ese estilo único del escritor italiano, muy cercano en la narración pero a la vez marcando la distancia, como si se vieran los toros desde la barrera, y uno no puede sino zambullirse en la historia aunque sepa nada puede terminar bien.


68. "Disparen al humorista" de Darío Adanti. 160 páginas.

Darío Adanti, uno de los fundadores de la revista satírica Mongolia, hace una reflexión en este cómic sobre los orígenes del humor y, sobre todo, de sus límites. Lo que expone resulta muy interesante, principalmente porque traslada la reflexión al propio lector, que pone en conflicto lo que piensa sobre hasta dónde se puede uno reír de las cosas. Sin embargo, los dibujos una vez pasadas varias páginas resultan excesivamente cargantes y se hace pesado verlos.



69. "Nueva teoría de la urbanidad" de Manuel Vilas. 62 páginas.

Los libros que regalan cuando compras algo en una librería suelen cumplir con algunas premisas: son cortos e inanes, y los escribió un autor famoso. En este caso se cumplen dos de tres, porque Manuel Vilas ahora mismo es bastante conocido (finalista del Planeta 2019) y el libro es muy corto. Eso sí, de inane no tiene nada. Este compendio de retazos que Vilas lanza al lector en relación con la urbanidad, tiene esa voz única de reflexión de lo que le rodea que hace tan peculiar al escritor aragonés. Es tan suyo, que al leerlo te da la sensación de escucharlo, tal y como haces cuando lo oyes en el programa de radio "A vivir que son dos días". Una delicia.


70. "Poking a Dead Frog: Conversations with Today's Top Comedy Writers" de Mike Sacks. 464 páginas (e-book).

En este libro, Mike Sacks entrevista, reseña o edita a varios de los mejores cómicos anglosajones de cualquier medio (radio, cine, viñetas, televisión...) para que se explayen y expliquen qué es para ellos el humor, cómo llegaron a donde están, qué le recomiendan a alguien que quiera ser cómico, etc. Los nombres que salen son bastante conocidos si estás al tanto de la comedia estadounidense, y resulta interesante ver cómo no existe un patrón que haga que alguien se dedique al humor. Cada persona es un mundo y queda claro en este entretenido y divertido (en ocasiones) libro.



71. "Canciones de amor y de lluvia" de Sergi Pàmies. 160 páginas (e-book).

Sergi Pàmies es, probablemente junto a Quim Monzó, el mejor escritor de cuentos que hay en España. La capacidad del catalán de reflejar en pocas líneas una foto de cualquier aspecto de la vida cotidiana es sencillamente admirable. Lo que piensa un escritor cuando le preguntan por qué es misógino, lo que siente el marido de la editora de Siri Hustvedt cuando van a cenar a casa de Siri y Paul Auster, la evocación del momento en el que se rompe una pareja... Lo dicho, una delicia leer a Pàmies.



72. "Lectura fácil" de Cristina Morales. 424 páginas (e-book).

Por esta novela, Cristina Morales ha recibido el Premio Herralde y el Premio Nacional de Narrativa. A mí me resulta incomprensible. La historia que cuenta es la de cuatro mujeres emparentadas entre sí, que viven en Barcelona en un piso tutelado por la Generalitat de Cataluña porque cada una de ellas tiene algún grado de discapacidad. A través de esos personajes (sobre todo uno de ellos), la autora hace alegatos de libertad anarquista, feminismo extremo, criticas a la sociedad y a lo establecido, y todo ello usando diferentes voces literarias (actas de reuniones de okupas, memorias de una de las protagonistas, narración clásica en primera persona). Esto último es prácticamente lo unico que se salva de la novela. La verborrea vulgar que campa por la historia no tiene ni pies ni cabeza, la obsesión con el sexo de dos de sus personajes es enfermiza y no parece natural, las reuniones de los okupas parecen de los Monty Python pero sin gracia, escupe ideas que o no tienen sentido o se contradicen, una de las discapacitadas lo es porque tiene un síndrome inventado y absurdo (síndrome de las compuertas), y podría seguir varios párrafos más. Al menos no es literatura farragosa (de hecho es bastante ligera), pero me preocupa que esta mediocridad se lleve premios. ¿Es ésta la literatura que queremos?


73. "Nada se opone a la noche" de Delphine de Vigan. 376 páginas (e-book).

Había leído referencias a los libros de Delphine de Vigan y todas ellas eran positivas, así que busqué el libro con el que saltó a la fama (no su primer libro, sino el que la catapultó) para leerlo. Y se confirmaron las cosas que decían. La biografía novelada de su madre, eso es "Nada se opone a la noche", y con esa premisa seguro que alguien se pregunta qué hay de interesante en esa historia. Pues no solamente es interesante, sino cercana, conmovedora, desgarradora... Todos sabemos que en cada familia hay secretos e historias que se quedan en lo más privado, de las que ni siquiera conocen todos los miembros de la familia, y en esta novela Delphine de Vigan nos abre la puerta a varios de esos secretos: la enfermedad de su madre, las muertes en su familia, la dificultad de relación entre los parientes... Todo hace que el lector, haya pasado por algo igual o no, se sienta profundamente ligado al devenir de Lucile. Una delicia de libro, la verdad.  

 

jueves, 14 de noviembre de 2019

Teruel existe, el sistema electoral justo NO

El lunes pasado estaba muy muy enfadado tras ver los resultados de las elecciones. Obviamente, el ascenso de VOX no me ha hecho ni una pizca de gracia. Esos tipos son los fachas de toda la vida, pero encima con ínfulas y sin remordimiento alguno. Quieren volver a la España gris del Franquismo y te lo sueltan a la cara, sin problemas. Hablan de bajar impuestos (a los ricos) y de España para los españoles (reforzando las fronteras en un mundo globalizado), además de denostar a homosexuales, feministas y todo aquel que luche por los derechos de las minorías. Fascismo de manual, vamos.

Estos datos no cuentan todavía el escaño que PP le ha ganado al PNV en Vizcaya tras el recuento del voto extranjerto
Pero la gota que ha colmado el vaso de mi paciencia con las elecciones ha sido el escaño del pseudo partido político Teruel Existe. Con menos de 20.000 votos van a tener a un representante en el Parlamento. Es, sencillamente, vergonzoso. Ya comenté hace cuatro años lo injusto que es el sistema electoral por circunscripciones porque básicamente permite que pase la atrocidad de que el voto de un ciudadano valga más que el de otro dependiendo de dónde vote. Injusto. Ni más ni menos, así es un sistema electoral que permite que suceda esto. Se habla de la debacle de Ciudadanos, que lo ha sido, pero ha pasado de 57 escaños a 10 porque ha pasado de un escaño cada 72.000 votos a un escaño cada 160.000... La hostia es gorda, pero doble por el sistema electoral. ¿Y qué decir de Más País? El partido de Íñigo Errejón se lleva la palma en lo que a injusticias se refiere. Lo votan más de medio millón de personas y se lleva 3 escaños. Con esos votos, Teruel existe habría hecho más de 25 escaños. Señoría, no hay más preguntas.

Se habla de los partidos nacionalistas y de cómo se benefician de este sistema, pero no son los únicos. PSOE y PP se han beneficiado siempre, y el problema es que no han puesto freno a esta injusticia, provocando que desde el País Vasco y Cataluña, el peso en las decisiones del Estado se vea ridículamente sobrerrepresentado por partidos nacionalistas e independentistas. Ahora a ese carro se sube gente como la de Teruel Existe (desconozco hasta de qué pie cojean), y visto el éxito vendrán partidos como "Zamora cómo mola", "Soria es más que frío", "El bien para Jaén" y demás partidos absurdos. Porque es absurdo que en unas elecciones para el gobierno del Estado los votos de los ciudadanos no valgan lo mismo. Porque es absurdo que pongas de acuerdo a 550.000 personas en todo el país para que te voten y tengas menos representantes que partidos que tienen la mitad o menos que esos votos. Porque no es justo, y lo que no es justo y se puede cambiar, se ha de cambiar.

CIRCUNSCRIPCIÓN ÚNICA YA.

lunes, 4 de noviembre de 2019

Libros Leídos Octubre 2019

Octubre terminó la semana pasada y, dado que últimamente sólo escribo por aquí para las reseñas de libros, creo que debo cumplir lo antes posible. Espero escribir alguna cosa más (temas no me faltan: el Madrid, el Estu, la política, las series y pelis vistas...) pero tengo que encontrar el momento (los viajes no me dejan). De cualquier forma, el pasado mes leí siete libros (cinco en español, uno en inglés y otro en italiano), de los cuales cuatro fueron novelas, un cómic, un libro de relatos y un ensayo. Siguiendo con la numeración de libros leídos durante el año, tenemos:

58. "Malaherba" de Manuel Jabois. 192 páginas (e-book).

La primera novela de Manuel Jabois confirma algo que todo el que siga sus artículos y columnas ya sabe: el tipo escribe muy bien. Para muestra el comienzo del libro: "La primera vez que papá murió todos pensamos que estaba fingiendo". De hecho, quizás lo que más sorprenda de "Malaherba" sea el tipo de novela y de protagonista que elige Jabois contarnos. Se trata de una historia sobre la niñez (no para niños), el amor y la muerte, en la que el lector adulto rememora fácilmente lo que cuenta Tambu desde su perspectiva infantil. Y tiene frases como para tenerlas a mano como citas:
"Raúl y yo fuimos inseparables de la manera en que sólo pueden serlo dos personas que creen que el listo es él".
"El sueño secreto de los padres es morirse sin que se enteren sus hijos".
"Me aprendí todas las capitales europeas con ese puzle de la misma manera que aprendí muchas cosas de la gente a la que quería juntando sus pedazos".
"Querer a la gente es mirarla mucho hasta no saber si es guapa o fea, y que no te importe lo más mínimo".
"Sólo hay una clase de niños que prefieren el colegio antes que nada, y son los que no tienen familia".
Muy buen primer libro de ficción el de Jabois, habrá que seguir su carrera.



59. "Lo raro empezó después" de Eduardo Sacheri. 256 páginas.

De nuevo, Eduardo Sacheri viene con más relatos de vida cotidiana, y bastantes de ellos relacionados con su tema fetiche: el fútbol. Sacheri tiene la rara habilidad de contar historias que, por su cercanía, hacen sentir al lector como si estuviera en casa. Incluso cuando explora los límites de la ficción (como en el relato de Achával o en Rulo y la muerte) lo que lees hace que veas a los personajes como gente cercana a ti. Una delicia, la verdad.


60. "La religión esférica" de Enrique Carretero. 104 páginas.

El título de este ensayo lo resume bastante bien, se trata de una reflexión razonada de por qué el fútbol puede tratarse como si fuera una religión (símbolos, rituales, mitos, leyendas, comunión...). El análisis es sesudo y bien soportado por citas, pero es tremendamente farragoso para leerlo.


61. "La sostanza del male" de Luca D'Andrea. 456 páginas (e-book).

En esta novela de Luca D'Andrea encontramos los ingredientes necesarios para un buen thriller: un protagonista maldito, un misterio que desentrañar y una localización que es un personaje más de la trama. La historia es francamente entretenida, manteniendo la tensión prácticamente hasta el final, pero el autor, entiendo que para ser original, mete dos giros finales que estropean el nivel general del libro. El lector no es tonto, si el supuesto final llega a falta de 40 páginas, está claro que falta otro giro.


62. "The Mysteries of Pittsburgh" de Michael Chabon. 320 páginas (e-book).

La primera novela de Michael Chabon es, en el mejor de los casos, prescindible. La historia de un adolescente lleno de hormonas (no parece aclararse sobre qué le gusta y qué no, algo que puede darse pero no de la manera tan ridícula como está escrita en este libro), hijo de un asociado de mafiosos y que encuentra nuevas amistades en un largo verano (sobre todo para el lector), no parece tener hilo conductor más allá de los impulsos que el resto de personajes provocan en el chaval protagonista. La trama es poco creíble e inconsistente, y no hace recordar al autor de "Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay", "Chicos prodigiosos" o "El sindicato de policía yiddish". Una pena.


63. "Rupay. Violencia política en el Perú 1980-1985" de Jesús Cossio, Luis Rossell y Alfredo Villar. 144 páginas.

Rupay en quechua significa ardor, y hace referencia a la chispa en la pradera que prendió el Partido Comunista del Perú Sendero Luminoso con el objetivo de encender la llama de la revolución. Lo que hicieron fue comenzar una guerra sangrienta con el ejército, de la cual las mayores víctimas fueron de la población civil. En este libro, que mezcla cómic con texto y fotografías, nos narran algunas de las atrocidades que cometieron ambos bandos. Para un lector foráneo resulta muy instructivo leer este tipo de libros para poder entender la realidad de Perú actualmente.



64. "Un talento natural" de Ross Raisin. 544 páginas (e-book).

Habrá quien diga que el fútbol y la literatura no casan bien, y habrá quienes, como yo, que podrán esgrimir nombres como los de Fontanarrosa, David Peace o Eduardo Sacheri. A estos últimos hay que añadir a Ross Raisin con esta fantástica novela futbolera. La maestría de Raisin radica en hacer un retrato del mundo del fútbol profesional que resulta cercano y verdadero, mostrando las luces y las sombras que convierten a unos en estrellas y a otros en estrellados. A través de Tom, el lector comprueba las dificultades que tienen los jóvenes talentos para hacerse paso en sus carreras futbolísticas mientras tienen que lidiar con sus respectivas situaciones personales. Pero, ojo, catalogarlo como novela futbolera sería un menosprecio de algún modo, porque, fuera de cualquier clasificación, es un gran libro.