Una colección de historias, anécdotas, reflexiones y chorradas varias sin más objetivo que entretener

viernes, 1 de enero de 2016

...Hola 2016

Pasa sin dudarlo, querido 2016, tu predecesor ya marchó hace unos minutos y la verdad es que tenía ganas de que llegaras. Quiero creer que serás mejor que él, aunque no tengo ningún motivo claro para pensar eso o lo contrario, y eso me llena ingenuamente de ilusión, aunque suene a puro incauto. Quizás lo que me pasa es que, contagiado de esa ilusión seas capaz de cumplir con una serie de deseos que te conviertan en un año fetén y todo sea genial para mí y para los míos:

  • Que me permitas mejorar en mi faceta laboral, preferiblemente con un cambio a un puesto en otra compañía en el que tenga mayor responsabilidad (y sueldo, que tampoco soy idiota del todo) para poder desarrollarme como profesional. Éste se lo pedí a tu compañero anterior y lo debió ignorar.
  • Que me asiente en esa nueva etapa en mi vida que empecé en 2015 y que me haga crecer como persona para convertirme en alguien más maduro, en alguien mejor para mí y para otros.
  • Que la gente que me rodea sea lo más feliz que pueda, cada uno por diferentes motivos (un trabajo, que nazca un hijo, casarse, tener casa nueva, buena salud...Lo que sea). Esto se lo pedí a tus compañeros de los años anteriores, pero me parece bueno repetirlo, no caduca.
  • Que España gane la Eurocopa (ver a Casillas retirándose a lo grande sería genial), que el Madrid vuelva a ganar (pero sin Benitez) y que el Estu remonte para que haya Playoff (puestos a pedir...) o simplemente nos salvemos tranquilos (lo más realista).
  • Viajar. Sí, así de simple.
  • Que la gente en general y no de la minoría que nos gobierna (o más bien nos impone sus leyes), para que las cosas cambien y no sólo no permitamos que nos arrebaten más cosas, sino que nos devuelvan lo que nos han quitado. Este también es "repe" de los años pasados, pero me parece que cuadra más que nunca, ahora que parece que hay más pluralidad, que podrá haber regeneración democrática y el bipartidismo se diluye.
Compañero 2016, lo que quiero decir con todo esto de la ilusión es que te deseo la mejor suerte del mundo, porque tu suerte será la nuestra (la mía y la de todos) y todo lo bueno que traigas hará que no te olvidemos. Porque, ¿quién olvida cuándo se echó novia? ¿O quién cuándo consiguió ese ascenso? ¿Y quién no recuerda cuándo le tocó el euromillones? ¿O cómo olvidar la tercera Eurocopa consecutiva de España? Pues a eso me refiero, ojalá seas un año para recordar. Ese es mi deseo para ti. Veremos qué tal te portas estos 366 días. Recuerda que tienes uno más que lo habitual y eso es comenzar ya con suerte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario